Hoy es un día grande para nuestro blog, pues Vigopeques va creciendo, al igual que nuestros niños, y abrimos nueva sección, se llamará “+ de 10” y es qué a partir de los diez hay otra vida señores.
Para estrenar este nuevo apartado tenemos una colaboradora de lujo, su nombre es Catalina Villar, autora del blog Objetivo Nido Vacio, ella se define como la pájara de las mil caras y humores, reconociendo su pasado de madre gallina, como te puedes imaginar el blog está lleno de humor, ese humor necesario para afrontar esa temida etapa que nos espera a todos y que tan bien retrata en su Apaga y vámonos, además su polluela también opino sobre esta dura etapa, Bienvenida Adolescencia, un dúo perfecto que nos hace reír y reflexionar a partes iguales. Con ella les dejo:
 Catalina Villar
Un día, otro, semanas, meses, años… es el tiempo el que nos da el poder de acumular cosas. Y si se trata de los hijos todo nos parece importante y queremos guardarlo todo. Les propongo reservar un hueco para un baúl de recuerdos al que necesitarán abrazarse en esa oscura etapa… de preadolescencia.
De los 10 a los 14 años. Una etapa en el limbo. En la que más veces les dije no, más que en la plena adolescencia. Gustos nuevos, peticiones nuevas, palabras nuevas, amigos nuevos… lo que viene siendo un bono libre a la montaña rusa.
Tomen nota. Y si no, lean, empiecen a temblar, y disfruten de esa etapa a pelo y sin airbag, o sea, como todos.

1.Guarden el recuerdo de su armario en orden, si la suerte y los genes les han dado ese don. Esa camiseta, la única que combina con lo que hoy elegí para vestir, esos zapatos que se despegan un poco del nivel del suelo, ese pañuelo fetiche que va con todo… dónde van a estar? no busquen, vayan directamente a la pollocueva.
2. Guarden dosis enormes de paciencia. Ah que pensaban que no les quedaba después de rabietas, llantinas y viajes nocturnos por el pasillo? Qué va, que va, busquen bien que todavía les tiene que quedar!!
3. Guarden todos los besos. Porque se van a pasar unos añitos siendo víctimas de la mismísima cobra. Durante una temporadita, sus intentos de dar besos se van a quedar en eso, en intentos.

4. Guarden fotos. Y sobre todo ganas de hacer fotos a quien no las querrá, se tapará y escapará de ellas. No dejen de hacerlas, no les hagan caso, se lo agradecerán tarde o temprano.
5. Autoestima, toda la que puedan encontrar. Llegarán a los años de plena adolescencia en números rojos si no se mantienen firmes ante esos “pero de verdad vas a salir así?”
6. Por supuesto, ahorre. Pañales, leches, sillas, tronas… Barato, todo eso son baratijas. El despiporre económico llega con las ortodoncias, las gafas, los libros de la ESO… y las salidas, claro.
7. Guarden todas las referencias de agendas de ocio en cien kilómetros a la redonda. Ya no vale ir con papá y mamá porque si. Hay que currárselo hasta que puedan salir solos. Planes en nuestra compañía o talleres, campamentos, etc, el caso es tener opciones. Que una bolera un domingo por la tarde haga que se esfumen caras largas y protestas no está pagado!!
8. Y por último, y no menos importante… sentido del humor. La ironía es nuestro clavo ardiendo, vale la pena quemarse. 
Recuerden, no hay montaña tan alta, valle tan bajo ni río lo suficientemente ancho que nos impida llegar a ellos, aunque sea a golpe de sarcasmo!!

menu_+10