Dicen que en casa de herrero cuchillo de palo y es cierto que Baiona ha sido el pueblo de vacaciones de mi infancia y sin embargo no le he hecho un artículo en condiciones, quizás porque la mayoría de la gente que vivimos en Vigo lo conocemos bastante, si bien es cierto que muchos turistas se van de Vigo sin haber hecho una visita a Baiona y realmente junto con Combarro y A Guarda son tres pueblos que no debes perderte si visitas las Rias Baixas.

Qué hacer en Baiona en un día

En este artículo he seleccionado los 12 planes que podemos hacer en un día en Baiona, pues ese el tiempo que a veces tengo para enseñar esta ciudad y os aseguro que casi podemos con todo.

1.- Conocer la Fortaleza de Montereal y el Parador de Baiona

Sin duda la foto de la Fortaleza con el Parador es muy identificativa, seguramente es lo que más llama la atención al entrar en Baiona. Cualquier visitante puede acceder a la Fortaleza y al Parador, si bien tiene un coste: si subes a pie, de 1 euro, y si subes en coche, de 5 euros. Luego si tomas algo en la cafetería o en el restaurante te lo descuentan, no hace falta que os cuente que barato no es, pero si sois amantes de estos establecimientos hoteleros yo lo recomiendo, de hecho suelo visitarlos todos, aunque sólo sea para un café; eso sí tú, mejor que nadie, sabrás si puedes ir con niños o no, pues su decoración y ambiente no es apta para niños movidos o que alboroten, es más, si tienes con quien dejar a los niños, tomar algo en el Parador mientras ves la puesta de sol o incluso por la noche es un plan muy sugerente.

2.- Hacer el Paseo Monte do Boi

Si vas con niños yo recomiendo mejor hacer el paseo Monte do Boi, los niños lo disfrutan un montón, es apto para hacer con carrito y es de los más bonitos que tenemos en nuestra zona. Se puede empezar por la Playa de Ribeira, como si fueras al parador pero torciendo a mano derecha, o puedes comenzar, pasando el parque de la Palma, por la playa de A Concheira y terminando en el Club de Yates. Las vistas son espectaculares.

Durante todo el camino encontrarás sitios para descansar mientras disfrutas de este impresionante paseo pegado al mar. Prepara tu móvil porque te vas a cansar de hacer fotos, cualquier rincón llamará tu atención.

Si para los adultos ya es muy atractivo el Paseo do Boi para los niños ni os cuento, es que tiene hasta pasadizos secretos.

Por el camino os encontrareis algo muy curioso que es el Santuario de Isaac, un marinero retirado que fue poco a poco construyendo este pequeño espacio que mira al mar. Comenzó colocando un imagen de la Virgen del Carmen, en sustitución de otra virgen que en esa esquina había y algún vándalo destruyó, Isaac al verlo se entristeció mucho y después de colocar su virgen poco a poco fue ampliando el pequeño santuario, construyendo hasta unas escaleras con su pasamanos. El sitio desde luego es único y con un encanto especial.

3.- Disfrutar de uno de sus parques infantiles

Para ser un pueblo relativamente pequeño Baiona cuenta con varios parques infantiles, cabe destacar el Parque infantil de la Palma, que ha sido remodelado recientemente y es el más grande. 

En el Casco Vello, en los jardines de la Casa de la Navegación, se encuentra un pequeño parque temático sobre la Arribada.

Si vas a comer al merendero de la Virgen de la Roca podrás tener una tranquila sobremesa pues justo al lado cuenta con un parque infantil.

4.-Tomar el sol o darse un baño en alguna de sus Playas:

Las playas de Baiona fueron las primeras playas sin humo que tuvimos en nuestra zona, en ellas está prohibido fumar, aunque no hay multas para evitarlo.

La playa de Ribeira se encuentra en el paseo que lleva su nombre, en el centro de Baiona, es una de las preferidas por las familias pues está cerquita del parque infantil y además es pequeñita y muy tranquila.

Playa Barbeira, dentro del recinto amurallado, junto al club de yates encontramos esta tranquila playa en la que abundan las familias con niños.

Playa A Concheira, pasando el parque infantil nos encontramos con la playa de A Concheira, donde predominan las piedras en lugar de la arena, dicen que estas aguas tienen propiedades curativas, de hecho hace años decía mi abuela que aquí había un balneario que fue el primer talaso en la zona.

Playa dos Frades o Playa de los Frailes, en ella se bañaban los frailes del convento franciscano que había dentro de la fortaleza.

Playa de Santa Marta, esta playa se encuentra justo a la entrada de Baiona, muy frecuentada también por las familias.

Playa de Ladeira, esta playa es la única que no consiguió este año la bandera azul, sin embargo es la más concurrida, de hecho es aquí donde se encuentra el Camping que cuenta con  piscina, tobogán, parque infantil y pistas deportivas que se pueden utilizar, incluso sin estar alojados en él, por 8,90 euros al día por persona.

5.- Visitar la réplica de la Carabela La Pinta

Baiona es el primer puerto de Europa que conoció la noticia del descubrimiento de América. En 1493, Alonso Pinzón llegó con su carabela a Baiona tras un largo y complicado viaje de vuelta que le hizo dirigirse a este puerto, motivo por el que se celebra aquí la Fiesta de la Arribada.

Unos días después la expedición, comandada por Colón, llegaba a Lisboa con la otra nave. En el puerto de Baiona se conserva una réplica de La Pinta, que puede ser visitada por 2 euros o por 3 euros con la entrada conjunta al Museo de la Navegación, los menores de 6 años no pagan y hay descuento para familias numerosas.

6.- Conocer la Casa de la Navegación

Es un museo de reciente creación, abierto en el 2015, ofrece a los visitantes dos plantas llenas de objetos que nos hablan de la relación de Baiona con el mar y el descubrimiento de América.

La entrada son 2 euros la tarifa normal y 3 combinada con la Carabela, los niños menores de 6 años entran gratis y ofrece descuentos a familias numerosas y usuarios de carnet joven. Abierto de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00.

No suele tener visitas guiadas, sin embargo el día del turista, el 29 de agosto sí se puede disfrutar de ellas.

La entrada al museo es por la calle Ventura Misa,17 pero por la parte de atrás descubrirás los jardines de la casa de la Navegación, con un pequeño parque temático sobre la Arribada con una réplica de la Carabela Santa María, un tobogán y una zona de escalada, la verdad es un espacio la mar de acogedor.

7.- Subir a  la Virgen de la Roca

Yo creo que en Baiona hay dos monumentos que son indispensables, uno es la Fortaleza con su Parador y otro la Virgen de la Roca, construida por el arquitecto Antonio Palacios, en la mano de la virgen se apoya una barca a la que se puede subir por unas escaleras de caracol y disfrutar así de una las mejores vistas de Galicia.

El monumento es del año 1930 y más tarde se construyo un Vía Crucis y la zona de merendero, hoy en día cuenta con una amplia zona de esparcimiento con parque infantil y mesas de piedra, de hecho es un destino muy frecuentado por familias con niños pequeños para pasar el día.

Desde luego el enclave es único, nosotros porque estamos acostumbrados pero la gente que viene de fuera se queda completamente enamorada de este rincón tan espectacular.

8-Perderte por el Casco Histórico

El casco antiguo de Baiona fue declarado Conjunto de Interés Histórico-Artístico en 1993. Por sus calles estrechas y empedradas, encontrarás innumerables establecimientos de hostelería y restauración, entre edificios asoportalados, de piedra o granito, podrás encontrar tanto una fuente como una casa mobiliaria. 

La fuente más divertida es la de Ceta, construida, como puede observarse en un lateral, en 1678.  A los niños les suele hacer mucha gracia descubrir el error gramatical en uno de sus letreros  que dice así: “Se prohibe el uso de labar y fregar”. Suelen además darse cuenta antes los pequeños que los adultos que se quedan todos orgullosos con su hallazgo.

9.- Ir hasta Faro Silleiro

El faro Silleiro es uno de esos lugares difíciles de olvidar, alejado ya de la ciudad en lo alto de la carretera que va de Baiona a Oia, a la altura de cabo Silleiro se encuentra el faro del mismo nombre, que se comenta podría convertirse próximamente en hotel.

Llama la atención su colorido: blanco y rojo y su cubierta de azulejos. Desde aquí se pueden contemplar otro de los atardeceres más bonitos de la zona. 

En cualquier época del año esta zona llama la atención por el batir de sus olas, en los días de invierno el oleaje es impresionante.

10.- Vivir sus fiestas

Baiona tiene un montón de fiestas tradicionales entre las que destaca:

  • La Fiesta de la Arribada, reconocida como Fiesta de Interés Turístico Internacional y de la que ya hemos hablado en el blog varias veces.
  • La Fiesta del Carmen, que tienen lugar el 16 de julio y destaca por su procesión marítima, que es algo muy típico en los pueblos marineros de nuestra zona. Ese día también hay gigantes y cabezudos por las calles para terminar con los fuegos artificiales.
  • La Fiesta de la Anunciada tiene lugar el primer fin de semana de agosto, la Anunciada es la patrona de esta villa y es muy curioso cuando la imagen de la virgen sale, a las 9 de la noche, para recorrer las calles, que suelen estar abarrotadas de gente, pero al paso de la procesión todo se llena de silencio y respeto. Al terminar la procesión hay sesión de fuegos artificiales.
  • Romería de la Virgen de la Roca, se celebra el último domingo de agosto, es la típica romería con campestre con sardiñada incluida.
  • Los curros o rapa das bestas es una celebración ancestral. Se celebra un domingo en el que los ganaderos bajan a las manadas de caballos desde el monte hacia el curro (el corral). Una vez aquí se separa a los animales para marcarlos. Reconozco que a mi me llevaron varias veces de pequeña y no he vuelto a repetir.

11.- Comer con niños

Para comer en la zona de Baiona yo suelo recomendar el Baiña, en la calle Herminio Ramos, es una calle empinada y la cuesta se las trae pero merece la pena.

La Boquería y el Corralito, en la calle Ventura Misa; Fidalgo Mesón, en Julían Valverde, Pulpería el Balneario, en Avenida Joselín y Crep, en Ventura Conde.

Para hamburguesas el Asómate, aunque también hay que subir un montón de escaleras pero las vistas merecen la pena; el América Custon, con una decoración superchula se encuentra en la Avenida de Monterreal.

Otro sitio con vistas para comer es el restaurante de la Estación Marítima de Baiona que además suele tener menú del día.

Si lo que buscáis es más en plan de pescado o marisco tenéis el Naveira y el Rocamar.

Y con espacio o zona infantil tenemos el Senlleiro en Sabarís y  la  Cafetería Central Park.

12.-Hacer las visitas guiadas gratuitas

Desde la oficina de turismo se organizan, en época de vacaciones, diferentes rutas guiadas gratuitas. Este verano 2019 tenemos :

  • Miércoles y sábados de agosto por el casco histórico, salida a las 11:00, es necesaria inscripción previa en oficinadeturismo@baiona.org

  • Jueves rutas del camino, con salida a las 10:00 de la oficina de turismo. Se requiere inscripción previa en oficinadeturismo@baiona.org

El jueves 29 de agosto se celebra el día del turista que cada año viene cargadito de actividades para hacer en familia.

  • 10:00 Ruta guiada por el camino portugues, salida e incricpión previa en la oficina de turismo o en el teléfono 986687067
  • 12:00 visita guiada gratuita a la Casa de la Navegación, por riguroso orden de llegada
  • 12:00 a 14:00 hinchables para niños
  • 12:30 concierto O Rock que mola en los jardines de la Casa de la Navegación
  • 17:00 a 21:00 hinchables para niños
  • 18:00 Visita guiada teatralizada
  • Concierto de A Polémica banda de Os Bechuchos.

Y hasta aquí el artículo de hoy, espero que sea de utilidad y si es así por favor compartid para que llegue a más gente y sigamos creciendo.