Hoy vengo a hablaros de una experiencia que os va a encantar o, por lo menos,  llamar la atención. 

Los más íntimos saben que mis últimas experiencias en alojamientos no han sido nada satisfactorias, a pesar de haber pagado unos precios abusivos luego la realidad era otra bien distinta, cadenas hoteleras con centros de atención al cliente que, como suele suceder, no arreglan nada sino más bien todo lo contrario, provocan más enfado e impotencia que otra cosa, decidí abandonar los alojamientos tradicionales y probar el intercambio.

Viendo las buenas experiencias de otras compañeras decidí probar el intercambio de casa a través de la plataforma HomeExchange.

Hace años contactaron conmigo, al igual que hacen otro tipo de alojamientos, por si me interesaba probar esta modalidad y no me atreví, más bien no nos atrevimos ninguno, no conocíamos a nadie que lo hubiera hecho y nos pareció demasiado innovador para una familia poco aventurera . 

Poco a poco he ido conociendo a muchos blogs de viajes que utilizan esta modalidad cuando viajan y así pude visitar en persona la casa en  la que estuvo Maruxaina cuando fuimos a Poitiers en Francia, disfrutar con el tour que nos hizo Palabra de madre y me dije si ellas se atreven yo también.

Cuando viajas mucho el alojamiento a veces se dispara de precio, en ciudades como Madrid o Lisboa encontrar una habitación doble por menos de 100 euros parece una utopía, ya si viajas con niños súmale otra habitación más o directamente tienes que contratar un apartamento, al final viajar se está convirtiendo en algo prohibitivo para muchas familias. 

Con el intercambio de casa podrás disfrutar de las comodidades de un apartamento pero mucho mejor.

Mucho mejor pues vas a estar en casa de alguien con todas las comodidades: lavadora, plancha televisión, wifi y si tienes la suerte, como nosotros, de coincidir con las edades de los niños hasta  juegos y libros para disfrutar del tiempo libre.

No sé si te ha pasado que cuando viajas con niños siempre se te olvida algo, bueno con niños y sin niños, yo no sé si es cosa de la edad pero últimamente me olvido siempre lo más importante. Cuando vas a una casa no hay problema, que te olvidaste la pasta de dientes o el champú pues seguramente allí lo tengan y puedas usarlo.

Tipos de intercambio

  • Intercambio Reciproco: Tú vas a casa de alguno de nuestros miembros, y en la misma fecha, ellos vienen a la tuya…¡o no!
  • Intercambio No recíproco: Lo que asusta a mucha gente es lo del intercambio recíproco, a nosotros también no lo voy a negar, la página HomeExchange te ofrece la posibilidad de hacer un intercambio no recíproco, así que para probar decidimos empezar por ahí. Es bastante frecuente que a los propietarios de la vivienda con la que te gustaría intercambiar no les vienen bien tus fechas pero seguramente no tendrán problemas en cederte su casa . En este caso, el intercambio se realiza a cambio de GuestPoints, para agradecer a la hospitalidad del miembro que lo aloja

Qué son los Guest Points

Los Guest Points , como le he explicado yo a mi hija, son como las monedas con las que pagas el alojamiento, para agradecer la acogida del que te aloja en su casa, son puntos que adquieres al registrarte, si lo haces desde mi enlace ya te dan 100 points.

Regístrate aquí 

Después por ir completando el perfil ya vas ganando más y podréis probar y alojaros en una casa para comprobar si os gusta esta modalidad, así fue como hicimos nosotras.

Que conste que empecé con esta modalidad y a la semana ya me escribió una familia de Londres para intercambiar la casa en verano, la idea es apetecible, eh?

Cómo funciona:

Es muy fácil:

  • Vas al buscador, pones fechas y lugar como en cualquier buscador de hoteles y después los filtros que te interesan: que tenga piscina, wifi, balcón, acceso a minusválidos…
  • Una vez has visto las fotos y la descripción escoges las casas que te interesan y les escribes un mensaje.
  • Normalmente tienes que contactar con unas 10 personas o más, date cuenta que no todas estarán disponibles para las fechas que desees, normalmente te mandarán un mensaje automático en el caso de que no les interese, no os preocupéis que está así establecido, yo me asusté con el primer negativo pero luego vi que era un mensaje estandar, nada personal. 
  • Los propietarios interesados ​​en intercambiar con vosotros os contestarán, y una vez que den el ok, debes cerrar los detalles del intercambio.
  • En este momento tenéis que pagar una cantidad que es como un seguro: puedes escoger dos opciones
    • Tarifa esencial: pagas 10 euros por noche
    • Tarifa Optimun: 130 euros al año. Nosotros escogimos lo de los 10 euros por noche pero obviamente la próxima vez ya escogeremos lo de 130 pues nos ha gustado la experiencia y en un año vamos a hacer más de 13 noches segurísimo.

Ventajas

  • El precio: ya veis que puedes alojarte en casas auténticas y con todo tipo de lujos sin pagar más de 10 euros la noche.Para nosotros es la manera de acercar el turismo a todas las familias.
  • La comodidad: estas en una casa que te ofrece todo tipo de comodidades sobretodo para estancias con niños y largas.
  • Conocer lo local: esto es algo que a mi hija le encanta, conocer zonas o pueblos más apartados de lo turístico.

Nuestra experiencia:

Era la primera vez que iba a probar este servicio por lo que tuve que preguntar muchas cosas, la comunicación en nuestro caso fue por whatsapp.

 

El piso escogido estaba en Madrid, muy cerca de la estación de Chamartin que es donde llegábamos nosotras. Nuestro anfitrión nos fue a buscar en coche, esto es algo que se agradece un montón, pues a veces perdemos un montón de tiempo buscando la dirección del alojamiento como nos pasó en nuestro último viaje.

Le pregunté si esto era lo normal y me dijo que se hace bastante, sí. Ya el hecho de que te vayan a buscar es un puntazo. Una vez en casa tenía preparados un montón de folletos e información turística, incluso los billetes para el metro por si nos hacía falta.

También un plano con todo lo que teníamos cerca detallado, hasta las instrucciones para saber como poner la lavadora, la clave wifi y cosas de interés relativas a su casa.

Utilizando este tipo de alojamiento vas a ahorrar bastante pues puedes utilizar la cocina, incluso en el caso de que que prefieras comer fuera siempre vas a tener las recomendaciones de alguien que conoce la zona y podrás disfrutar de la gastronomía local.

Bueno hasta aquí mi artículo de hoy, para nosotras ha sido una experiencia fantástica que nos abre las puertas a viajar todavía más. Si os ha quedado alguna duda por favor preguntadme o cualquier comentario será bienvenido.

Y si os ha interesado y queréis probar os recuerdo que podéis pinchar en este enlace y conseguiréis Guest Point para empezar a viajar, es gratuito y la verdad no lleva mucho tiempo.

Entra HomeExchange

Por nuestra parte buscando ya alojamiento para el próximo puente porque intercambiar casa es también intercambiar estilos de vida y compartir y eso nos gusta mucho.