Hoy os voy a hablar de un sitio que conocí hace poco y me enamoró totalmente, se trata de Lar de Morar, uno de los lugares más mágicos que conozco en la provincia de Pontevedra. Por cierto ahora que se acerca San Valentín también es una buena propuesta para sorprender a tu pareja, más romántico no puede ser. En nuestro caso fuimos para celebrar una comida familiar, el sitio es tan grande que hay espacio para todo tipo de comidas: ya sea algo íntimo o en grupo numeroso.

Entrada Lar de Morar

Lar de Morar, se encuentra en Marcón-Barcia en Pontevedra. En Galicia tenemos algunos sitios escondidos que sólo conocen los lugareños y normalmente se guarda en secreto para que no se masifique. Este es uno de ellos, me voy a atrever a compartirlo pues es ideal para ir con niños ya que les transporta a un mundo extraordinario que a todos llama la atención. 

Mesa debajo de la parra en Lar de Morar

A cada paso que das encontrarás alguna sorpresa, nosotros fuimos este invierno, un día lluvioso y después de un temporal, con lo que las fotos seguramente no luzcan como un día de primavera. Una excusa más para volver tan pronto vuelva el buen tiempo.

pájaro en el árbol de Lar de Morar

A la entrada ya te recibe  un enorme jardín con detalles en cada esquina, los peques se vuelven locos, os lo puedo asegurar, pues es algo único y super original, que no estamos acostumbrados a ver, ni mayores ni pequeños nos imaginábamos un espacio tan bonito. 

Fuente de madera, Lar de Morar

Este espacio se ve claramente que lo lleva una familia con mucho gusto por la decoración y además viajera, mis dos grandes pasiones, en cada rincón encontrarás guiños a sus distintas rutas por el mundo, de hecho siempre antes de ir debes llamar para confirmar que el local esté abierto, no os vaya a coincidir con que los dueños estén realizando su gran viaje anual.

Jardín de Lar de Morar

Lar de Morar es para disfrutar tanto en el interior como en el exterior, donde cuenta también con distintas zonas de relax, a destacar el cabaceiro, una cabaña de mimbre con techo de fibra vegetal. 

Cubierto de jardín, Lar de Morar

Sin perder la esencia gallega el jardín esta lleno de rinconcitos para tomar algo y descansar.

Piscina de Lar de Morar

Y si nos vamos al interior, sabemos que estamos en una casa gallega, varias estancias, cada una de ellas decorada con objetos tradicionales de nuestra tierra, nos harán sentirnos como en la casa de la aldea.

Comedor con cocina de hierro en Lar de Morar

Los detalles aparecen en cada esquina, hasta el baño es como un museo, todo, todo, todo cuidado con mimo.

Baño de señoras

En las distintas estancias se respira un ambiente entre mágico y familiar, cada una decorada de distinta manera pero sin perder su esencia.

Comedor Lar de Morar

Nosotros fuimos en plan comida familiar pero es ideal también para cenas de amigos o cena romántica, digo cena pues es lo más habitual.

Chimenea de Lar de Morar

Lar de Morar abre de martes a sábado de 20:00 a 23:30 y sólo los sábados al mediodía de 13:00 a 15:00.

Detalle del comedor de Lar de Morar

Cuando me dijeron que este lugar me iba a rechiflar fui algo escéptica, pues suelo presumir de conocer los mejores sitios para comer de la zona, pero debo reconocer que este se me había escapado.

Cocina de hierro, Lar de Morar

Lo de la comida lo dejo para el final pero todo lo que tiene es impresionante: tortilla, calamares, zorza, codillo, capricho suizo, setas con queso y embutido. Las raciones son gigantescas y están muy pero que muy bien de precio.

Espero que este sitio os haya gustado tanto como a mi y os animo a visitarlo, ya me contaréis …

Y si os ha gustado este artículo por favor, compartid para que llegue a más gente.

Más información:

Ubicación