Este verano nuestras vacaciones han sido principalmente en Asturias, gracias al El Trasgu la Fronda pudimos disfrutar de una experiencia inolvidable.  El Trasgu la Fronda es una empresa familiar de turismo activo en Asturias, organizan todo tipo de actividades que os podáis imaginar: campamentos familiares, rutas de senderismo o en 4×4, talleres de elaboración de sidra, jornadas gastronómicas, tiro con arco, rutas teatralizadas…

Todo lo que os cuente hay que vivirlo, yo tenía todo el programa del campamento bien estudiado, incluso hice una entrada Campamentos en familia El Trasgu La Fronda pero la experiencia familiar ha sido algo inolvidable. Como no quiero hacer un artículo muy largo voy a ir por partes, comenzaré por el día de la llegada y la experiencia de Granjero por un día.

El Trasgu la Fronda se encuentra en Villoria, una localidad del ayuntamiento de Laviana en Asturias. Como os comentaba es una empresa familiar al frente de la cual está Bárbara, una emprendedora con una gran experiencia y un don innato para tratar a los niños, algo debe conservar de su parte infantil y alegre que logra transmitir a todo el que la conoce, su pareja Pablo la complementa a la perfección sin restarle su carácter divertido , su madre y su tía son las cocineras, estupendas cocineras diría yo, lo que hemos comido estos días para mi ha sido una experiencia gastronómica en toda regla difícil de superar, y dejo para el final al personaje más entrañable que he conocido, el papá de Bárbara, el abuelo que todos los niños quisieran tener, el os contará un montón de anécdotas.

Como veis los diferentes miembros de la familia tienen su papel, sin olvidarnos de otros igual de entrañables que harán las delicias de los peques, “Tras” el perrito más divertido y juguetón que habrás visto, ya te recibe con una manzana para que se la tires y así estará todo el rato probando y camelando a todos los integrantes de la familia.

Para comenzar la actividad de granjero por un día nos dirigimos a la granja a dar de comer a los conejos, todos los niños pudieron cogerlos y darles de comer, una experiencia que creo que jamás olvidarán, pero la aventura acaba de empezar y nos dirigimos al pajar.

Lo de entrar en un pajar, nos hizo sentir como en una película, a Bárbara le extrañó, pero yo a pesar de mi edad, jamás, jamás había entrado en ninguno, vamos que aún siendo gallega, los pajares que he visto han sido en las películas.

Y en la granja interactuamos y le dimos de comer a todos los animales: las ovejas, las cabritillas, los caballos y hasta a la vaca.

Y no queda ahí la cosa que también nos tocó hacer labores de huerta y recogimos las patatas y cebollas con las que luego preparamos una estupenda tortilla.

El Trasgu es también un merendero, un sitio típico asturiano con mesas al aire libre y techadas, donde la gente se junta a comer, cenar o tomar algo, puedes llevar tu comida, (sólo te piden que consumas de allí la bebida), o escoger cualquiera de los platos que tan bien preparan allí. Estos locales tienen mucho éxito en Asturias entre las familias pues se encuentran en amplias zonas verdes donde los niños pueden jugar al aire libre mientras los papas hacen la sobremesa.

Desde luego os puedo decir que de las experiencias que llevamos este verano, que no han sido pocas, esta ha sido una de las preferidas por nuestras peques.

Si a ti también te interesa disfrutar de un día en la Granja puedes hacerlo el próximo sábado 26 de agosto o el jueves 31.

El precio es de 9 euros por niño y los padres gratis, algo que es muy de agradecer, ya que nos gusta acompañar a nuestros hijos en estas experiencias pero a veces sumar por cada padre encarece mucho la actividad.

Más información en el 663 044 316 o en la página El Trasgu la Fronda