Si alguien me preguntara cual es el artículo que todos los padres comprarán cuando tengan un hijo, sin duda yo diría la silla de paseo o carrito. Y es que aún en el caso de que tengas la suerte de heredarlo todo alguna silla vas a necesitar comprar a lo largo de los tres primeros años de tu bebe.

Ahora me río pero recuerdo, cuando me toco a mi, que casi tengo que hacer un Master para entender el maravilloso mundo de los carritos. Si estas en ese proceso yo voy a contarte mi experiencia y compartir contigo mi “riguroso estudio”. Para empezar podemos hablar de dos tipos:

 SILLAS TRIO

 

Cuando tenemos un bebe necesitamos tres cosas que son las que forman el trío: capazo, silla de paseo y silla de coche, también llamado huevo o maxicosi, los tres van con el mismo chasis, por lo que si pensamos tener varios hijos habrá que tener en cuenta que sea resistente. La Organización de Consumidores y Usuarios OCU, ha hecho recientemente una comparativa y dentro de esta categoría ha reseñado como compra maestra a la marca Britax.

 

 

 SILLAS LIGERAS

 

Después tenemos la opción duo, que es similar al trio pero se salta la fase del capazo, quedándonos sólo con la silla ligera más la silla de coche o huevo.

Y normalmente antes del año se suele comprar otra silla más ligera para utilizar en viajes o cuando el niño ya anda y se lleva para una posible siesta o trayectos cortos.

Dentro de las sillas ligeras la Organización de Consumidores y Usuarios OCU, recomienda como compra maestra la Jane Nanu XL ( puedes ver aquí el informe www.ocu.org )

Y yo que soy una experta buscando chollos encontré esa misma silla con la silla de coche a un precio fantástico en la página www.sillasdepaseo.es 

 

 CARACTERÍSTICAS DE LAS SILLAS

 

Lo fundamental a la hora de escoger la silla es el uso que le vas a dar, no es lo mismo alguien que utiliza mucho el coche, que necesitará una silla que ocupe poco y fácil de plegar, que el que apenas utiliza el coche pues hace casi todo andando, que necesitará una silla fijándose principalmente  en la comodidad del niño y el que sea fácil de manejar, también hay sillas especiales para los que van a correr y se llevan el niño con la silla, así que como cada familia es única, partiendo de sus particularidades escogerán una opción u otro.
Yo lo que he hecho cuando me tocó escoger silla, que al final tuve que comprar unas cuantas, fue una hoja de Excel para establecer en que fijarme, trataré de compartir aquí contigo mis puntos a tener en cuenta:

  • Asiento: Debes de fijarte en varias cosas, por un lado si quieres que mire hacia ti o hacia la calle, en eso para gustos colores, yo escogí la opción de que mire hacia mi y es la que volvería a escoger para tener controlado al bebe sobretodo cuando esta comiendo algo o esta malito. También es importante que el asiento se recline lo máximo, pues las siestas van a ser numerosas, sobretodo si es pequeño y si piensas en el futuro que sea amplio para que pueda dormir cómodo pasado el primer año de vida.
  • Manillar: corrido tipo barra horizontal o tipo paraguas con dos empuñaduras, las dos versiones tienen ventajas e inconvenientes, la barra horizontal o manillar corrido permite manejar el carrito con una sola mano, algo muy útil en esta ciudad en la que como te pille un invierno como este en la otra tendrás que llevar el paraguas, ja,ja,ja. La barra horizontal además te permite colgar en ella cualquier bolsa y para mi es más cómoda, el inconveniente que suele ocupar más. Por otro lado esta el tema de que sea regulable en altura, esto es importante también si la estatura de las distintas personas que usaran el carrito es muy distinta.
  • Ruedas:Las ruedas cuanto más grandes sean, mejor superarán los obstáculos, dependerá mucho donde vivas, pero a no ser que vivas en el centro de una ciudad llana, yo recomiendo rueda grande, te permite saltar aceras sin que el niño salga volando, pasear por ciudades con adoquines, pasear por el campo, el monte e incluso ir a la playa sin problemas y te digo una cosa no es lo mismo empujar una silla con rueda pequeña que te deslomas si el recorrido es largo, que una con rueda grande que casi va sola Las ruedas pequeñas son más cómodas para llevar en los viajes y cuando no hay espacio o se tienen maleteros pequeños pues ocupan mucho menos, pero ojo si vas a visitar una ciudad adoquinada ni se te ocurra meterte con una silla de ruedas pequeñas. No me quiero ni acordar de mi experiencia en Santillana del Mar… y no fue la única, en Portugal tuvimos que irnos también de otra ciudad porque era imposible pasear cómodamente con la sillita.
  • Cesta: Parece una tontería pero es algo que conviene tener en cuenta, la primera silla que tuve tenía una cesta enorme donde yo llevaba a menudo la compra, la siguiente su cesta era de acceso casi imposible y era un horror. Si vas a comprar silla para llevar a la playa agradeceras una cesta amplia donde meter todos los cachivaches y aunque sólo sea para ir al parque o a hacer la compra yo reivindico cesas grandes y amplias.
  • Peso y medidas: Es importante también comprobar estos datos, el peso para saber si podrás con ella cuando el niño crezca, es cierto que te vas acostumbrando poco a poco pero el peso es un factor a tener en cuenta y si vives en una ciudad con cuestas, como la mía, un factor determinante, si no te quieres dejar la espalda en el intento de empujar carrito y niño. Las medidas si tienes problemas de espacio en el coche, en el ascensor o en tu casa mide todo bien.
  • Cierres: Los cierres tienen que estar preparados a prueba de niños que no sean fáciles de abrir por ellos pero tampoco tan complicados que los padres nos volvamos locos para abrochar y desabrochar.
  • Reposapies: Parece una tontería pero a mi que los niños vayan con los pies colgando no me gusta mucho, mejor que la silla traiga reposapies. Si además trae la barra delantera pues mucho más cómodo.
  • Accesorios: Tienes que fijarte si cuando compras la silla te añaden los accesorios, como la cesta, la capota, la sombrilla, el plástico de la lluvia…todo esto encarece el precio de la silla y unas veces te lo incluirán y otras no, tendrás que valorar que es lo que vas a necesitar. La capota es algo que yo diría imprescindible y cuanto más amplia mejor
  • Tapicería: La tapicería debe ser transpirable, sobretodo ahora en verano, fácilmente extraible y lavable claro.
Y hasta aquí, basándome en mi experiencia, estos son los puntos que recomiendo tener en cuenta a la hora de comprar una silla de paseo.  ¿Crees que falta alguno? Cuéntame tu experiencia! y si crees que esta entrada puede ayudar a otros papas no dudes en compartirla.