El conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, presentó ayer en rueda de prensa el Plan de enseñanza virtual ante la covid-19.

El plan recoge un conjunto de actuaciones elaboradas que permitirán continuar con la formación del alumnado en los casos en los que sea preciso pasar al escenario de educación no presencial. 

El protocolo establece la enseñanza virtual como recurso en caso de cuarentena o confinamiento total. Cada centro educativo, en su Plan de Contingencia, recogerá las medidas precisas para desarrollar la enseñanza a distancia. 

El objetivo es que esta circunstancia “incida el mínimo posible en el normal desarrollo de la actividad lectiva”, afirmó. La enseñanza no presencial será impartida por el profesorado habitualcon horarios definidos, clases y tareas organizadas. 

Estas pautas se aplicarán de tercero de Primaria en adelante. En los niveles anteriores podrán emplearse opcionalmente las aulas virtuales, si bien debido a su edad los expertos recomiendan centrar la enseñanza en otras actividades.

El Plan de enseñanza virtual ante la covid-19 se estructura alrededor de cinco líneas de actuación: 

El funcionamiento en horario espejo:

El horario espejo es similar al de la enseñanza presencial, empleando herramientas de comunicación y aulas virtuales. Esta programación respetará la carga lectiva de cada materia y se distribuirá de tal forma que un mínimo del 60% se centre en la docencia virtual y el 40% se destine a la realización de tareas y actividades por parte del alumnado. Asimismo, se respetarán los tiempos de descanso de los estudiantes.

Las instrucciones en el caso de cierre o confinamiento

El plan establece el protocolo a seguir en caso de que se decrete el cierre o confinamiento del alumnado, según el cual el mismo día de cerrar la dirección deberá enviar una comunicación a través de aplicación abalarMóbil y publicar una noticia en la web del centro. Asimismo, se habilitarán de inmediato en el aula virtual del centro los recursos y actividades iniciales y se trasladará orientación a las familias. 

La distribución de medios informáticos

El plan recoge, asimismo, pautas para el reparto de los dispositivos electrónicos que la Xunta de Galicia ponen la disposición del alumnado más vulnerable. Una vez atendidas las necesidades iniciales, las direcciones de los centros trasladarán con carácter de urgencia a la Inspección Educativa las necesidades de equipos, indicando la prioridad de cada una de ellas. La Inspección trasladará a la Amtega estas necesidades para su cobertura inmediata. Los dispositivos serán entregados en el centro educativo, que los repartirá a las familias con la mayor celeridad.

La evaluación y control del alumnado 

La dirección del centro, a través de la jefatura de estudios, requerirá al final de cada semana, una relación de aquellas actividades que realizó el profesorado con el alumnado en el horario establecido. El orientador del centro velará por el cumplimiento del Plan General de Atención a la Diversidad y coordinará la atención al alumnado con necesidades educativas especiales. En la distribución horaria se establecerá una sesión de tutoría para el alumnado y otra para las familias.

Formación e información

En los últimos meses se pusieron en marcha acciones de formación dirigidas al profesorado sobre nuevas tecnologías y enseñanza mixta. Las actividades continúan, con 900 cursos para el profesorado en este ámbito en marcha en este momento.