Hoy se publica en el BOE los nuevos requisitos de información y comercialización de mascarillas higiénicas.


Llevamos ya un año utilizando mascarillas y por fin ya tenemos una regulación sobre las mascarillas higiénicas, que vienen siendo las de tela o las que son similares a las quirúrgicas.

A partir de mañana no podrá venderse cualquier cosa bajo el nombre de mascarilla higiénica. Lo cual no quiere decir que esas mascarillas desaparezcan de mercado, simplemente que no se podrán llamar mascarillas higiénicas, es responsabilidad nuestra ver qué se compra.

Todas las mascarillas higiénicas deberán indicar en su envase qué normas, especificaciones técnicas.

Así como los acuerdos de trabajo u otros documentos técnicos de un organismo de normalización reconocido, que se han seguido para la fabricación del producto final o sus materiales.

Indicando los datos testados sobre eficacia de filtración del material, la resistencia a la respiración o permeabilidad al aire y el laboratorio empleado para su realización.

En productos reutilizables deberán figurar los datos obtenidos antes y después de los ciclos de lavado indicados por el fabricante.

Los laboratorios de certificación deberán tener implantado, al menos para los ensayos, un sistema de acuerdo con la norma UNE-EN ISO/IEC y estar acreditado por la entidad nacional correspondiente al país donde esté situado. Se trata de un requisito estricto y equivalente, pero no idéntico, al que hasta ahora se exige a los laboratorios que certifican los equipos de protección individual (EPIs)

También deberá precisar qué tela concreta se ha utilizado para obtener los datos de filtración bacteriana y respirabilidad.

El conjunto mascarilla-filtro tendrá que cumplir con la norma. En ningún caso el etiquetado podrá incluir referencias a otro tipo de productos que den lugar a engaño sobre la naturaleza del producto. tipo “equivalente a FFP2”. 

Las mascarillas para niños deberán indicar para qué edad están indicadas y cumplir los estándares de seguridad infantil.

También se prohíbe la comercialización de las mascarillas higiénicas fuera del envase original, así como en cualquier otro formato que no garantice el cumplimiento de los requisitos de la Orden.

Una de las novedades importantes es que habrá mascarillas que permiten la lectura labial a personas con discapacidad auditiva.

 

Más información: