Ya sabéis que yo soy una enamorada de Madrid y en el blog tenemos varios artículos con cosas que hacer con niños en esa ciudad, pero esta vez he pedido a Olga del blog Cuéntamelo Bajito que me hiciera un artículo desde su punto de vista, como madre que vive en Madrid con un niño pequeño y siendo monoparental. Olga tiene un instagram que os recomiendo seguir, en él siempre me sorprende con planes e ideas que molan mucho, además como madre divorciada me gusta mucho como se toma la vida,  siempre con humor y una sonrisa, mirando al futuro con optimismo. Queda claro que me encanta ella y me encanta su blog, así que es un honor tenerla en Vigopeques, os dejo con ella, poneros cómodos.

Si, como yo, eres miembro de una familia monoparental, habrás notado que el 90% de los planes para niños están orientados a familias biparentales (que se reparten el trabajo y el agotamiento). Y, aunque no lo parezca, somos muchas las familias monoparentales, más de las que crees.

Por eso he creído conveniente contarte el tipo de planes en Madrid que hago yo sola con mi hijo.

Pero primero te contaré las cosas que tengo en cuenta antes de “montar” un plan con el enano.

TIPS 

Organiza tiempos.

Parece una tontería pero si tu hijo se cansa te va a tocar a tí, y solo a tí, llevarle en brazos o arrastrarle. No tendrás a otro adulto con el que compartir el peso muerto de tu hijo agotado. 

A veces los planes cortos son mejores que los largos, un niño cansado da el doble de trabajo.

En la ciudad, busca que esté bien comunicado si no vas en coche, para volver a casa sin necesidad de grandes caminatas.

La logística.

Si estás comiendo en algún restaurante con tu/tus hijo/os y necesitas ir al baño, la cosa no consiste en levantarte e ir a hacer “tus cosas”. Al menos yo no dejo solo a mi hijo sentado a la mesa mientras voy al baño. Algo tan sencillo implica coger el bolso o las bolsas, los abrigos, al niño en cuestión y todo lo que lleves encima e ir en amor y compañía al baño (más es menos, procura no ir cargada cuando salgas por ahí, lo agradecerás).

Si salís a comer, sentaos cerca de los aseos (será fácil encontrar mesa, todo el mundo odia sentarse ahí).

No tires el dinero.

Llevar a los niños a los museos es maravilloso, o al menos en tu mente lo parecía. Pero resulta que, a veces, lo que se presentaba como una tarde cultureta genial termina siendo una pelea por ver cosas que te parecen interesante a tí. Y duele más cuando has pagado la entrada a un museo y te vas a los 10 minutos de comenzar la visita.

Mi consejo es que busques museos económicos o gratis, que los hay.

He ido dos veces al museo arqueológico de Madrid (que me encanta) a petición de mi hijo. Primero a ver las momias, otro día a ver la sala de la prehistoria. En ambas visitas se cansó a los 15 minutos de entrar. Dinero perdido, esa es la sensación que te queda.

Apuesta por la naturaleza.

Los niños, por regla general, disfrutan de parques, campo, palos y piedras más que con cualquier otra cosa y en Madrid hay muchísimas zonas verdes.

Sé que en internet puedes encontrar planes súper estupendos y cool para hacer con niños, pero vamos a pensar en la felicidad de los niños y no en el fotón que vamos a subir a Instagram.

 

Sola o acompañada (de adultos)

A veces se nos puede hacer un mundo salir a hacer planes solas con nuestros hijos. Puedes tirar de familiares, amigos… pero si no están disponibles hay una cantidad enorme de grupos de familias monoparentales en internet, habitualmente organizados por ciudades, con los que puedes hacer planes.

No solo te sentirás más arropada, los niños conocerán nuevos amigos y tú podrás estar con gente en tu misma situación.

Dicho todo esto, voy a hablarte de nuestros planes en Madrid.

 

MUSEO DEL FERROCARRIL (cuando hay Mercado de Motores).

A casi todos los niños les encantan los trenes y el Museo del Ferrocarril permite verlos de cerca y algunos por dentro.

Puedes visitar el museo (previo pago) en su horario habitual pero si te acercas cuando hay Mercado de Motores podrás entrar al museo GRATIS y, además, ver los puestos de artesanía, diseño, muebles, accesorios, segunda mano…

En la parte exterior ponen unas terrazas rodeadas de food trucks donde podrás comer casi de todo y, además, por un precio prácticamente simbólico podrás montar en uno de los trenes de jardín. No hay niño que no disfrute de esa experiencia.

El Mercado de Motores se instala en el Museo del Ferrocarril el segundo fin de semana de cada mes, pero por si hay cambio de fechas lo ideal es que visites su web www.mercadodemotores.es para organizar tu visita. La próxima edición será el 13 y 14 de abril.

Dirección: Paseo de las Delicias, 61.

Puedes ver el artículo que hicimos sobre el Museo del Ferrocarril aquí

 

MIRADOR DEL FARO DE MONCLOA

Con un precio más que económico (niños hasta 6 años gratis, de 7 a 14 años 1,50€ y 3€ los adultos) subir al Faro de Moncloa es toda una experiencia.

Puedes divisar prácticamente todo Madrid desde su ascensor panorámico hasta los 92 metros de altura en los que se encuentra el mirador.

Además la visita dura un máximo de 30 minutos (para que la gente pueda ir subiendo) así que es genial para niños inquietos como el mío que se aburren rápido.

Abren de martes a domingo (lunes cerrado) pero te recomiendo que visites su web para saber si el Faro está abierto cuando quieras visitarlo pues en ocasiones y a causa de las inclemencias del tiempo, se cierra al público.

https://www.esmadrid.com/informacion-turistica/faro-de-moncloa

Dirección: Avda. de la Memoria, 2.

MERCADO DEL JUGUETE

A pesar de que lleva celebrándose desde hace años, no todo el mundo sabe de la existencia del Mercado del Juguete.

A mí es un evento que me fascina y es que puedes encontrar desde juguetes actuales hasta muñecas con las que jugábamos en los años 80 (sí, no lo aparento pero los 40 ya los pasé).

Aunque está orientado a coleccionistas, puede ir cualquier persona (la entrada es gratis) y comprar a precios bastante asequibles. Tendrás cajas y cajas de juguetes para rebuscar en ellas, tal vez encuentres la pieza que perdiste de algún Lego o te reencuentres con tu juego favorito de la infancia.

Mi hijo alucinó cuando le enseñé la Nancy Selene y vió cómo se le encendían los ojos al presionar su collar.

Como tienen varias localizaciones que van cambiando (no se muy bien por qué) lo ideal es que revises su web o contactes con ellos para saber cuándo se celebra el próximo Mercado del Juguete.

http://www.juguetedemadrid.es/

Por cierto, si eres fan de PLAYMOBIL tienes que ir sí o sí.

 

JARDINES DEL DESCUBRIMIENTO

Estos jardines están dedicados al descubrimiento de América y en sus casi 2 hectáreas los niños tienen libertad absoluta para saltar, patinar y correr en pleno centro de Madrid. Además el metro está al lado.

Dirección: Plaza de Colón

Es habitual que algunos fines de semana haya conciertos, ferias, eventos deportivos y eso lo hace aún más interesante.

Y si te animas tienes justo al lado el Museo Arqueológico de Madrid (C/ Serrano 13).

Te recomiendo que pases por allí pues tienen una reproducción muy curiosa de las Cuevas de Altamira. No hay que pagar entrada para verla porque no está dentro del Museo,está justo a la entrada del recinto.

 

TELEFÉRICO DE MADRID

No conozco a ningún niño que no le guste montar en el teleférico, y es que eso de ver edificios  y calles a vista de pájaro es súper emocionante. 

Te recomiendo que cojáis billete de ida y vuelta (a no ser que quieras quedarte en la Casa de Campo, que también es una opción).  Los niños menores de 4 años viajan gratis.

En nuestro caso lo que hemos hecho las veces que hemos ido, aprovechando siempre el buen tiempo, ha sido coger viaje de ida (desde Pintor Rosales) y vuelta en el teleférico, después ir paseando hasta el Templo de Debod (que tiene muchísimas zonas verdes y el monumento es digno de ver) y después nos hemos quedado un rato en alguno de los parques infantiles que hay por la zona.

También te recomiendo que antes de organizar la visita consultes su web: www.telefericomadrid.es/

A veces hacen labores de mantenimiento y cierran el teleférico. Además cualquier inclemencia del tiempo puede afectar a su apertura. 

Dirección: Paseo Pintor Rosales s/n

LA ESTACIÓN FANTASMA DE CHAMBERÍ

Esta estación, cerrada al público en 1966 se convirtió en museo en 2008.

Es una visita rápida y gratuita que despierta mucho la curiosidad de los peques, ya no solo porque la estación se conserva con el estilo del día en que cerró y no se parece en nada a las estaciones actuales que conocen los niños, también les encanta el poder moverse libremente por los pasillos, subiendo y bajando escaleras y ver pasar el metro (que no hace parada) sin peligro de caer al andén, pues está protegido por unas láminas de metacrilato.

Dirección: Plaza de Chamberí S/N

En este post www.cuentamelobajito.com/2019/02/estacion-fantasma-chamberi-anden0-ninos.html te dejo toda la información de mi última visita a esta estación tan curiosa.

Me quedan muchos planes en el tintero pero espero que con estos tengas para empezar a cogerle el gustillo a hacer cosas nuevas por Madrid con tus peques.

Te puede interesar