Pontevedra mantendrá cerrados los parques infantiles una semana más y apostará por reabrirlos de forma gradual.

Según consta en la página del Concello, “ante los requisitos establecidos por la Xunta ,a golpe de improvisación, absolutamente imposibles de cumplir en un par de días y absurdos desde el punto de vista sanitario”. Los concelleiros responsables creen que “sería una irresponsabilidad tirar por la borda todos los esfuerzos realizados en estos meses por la ciudadanía” y apuestan por ir reabriendo las zonas de juego de forma gradual.

Señalan que la necesidad de realizar una desinfección diaria de las zonas de juego o de establecer límites de aforo, “son materialmente imposibles de cumplir de sábado para lunes”. 

Tal y como se indica en el DOG , los parques infantiles y espacios de uso público al aire libre podrán estar abiertos al público siempre que se respecte una capacidad máxima estimada de una persona por cada cuatro metros cuadrados de espacio computable de superficie del recinto. Para poder cumplir con esta restricción “el Concello deberá efectuar antes las mediciones y cálculos pertinentes en cada una de las áreas de juego, así como proceder posteriormente a la instalación de los paneles informativos de aforo”. “

La Xunta también establece la obligación de llevar a cabo una limpieza y desinfección diarios de estos espacios en las áreas de contacto de las zonas comunes, tales como juegos de las áreas infantiles o mobiliario urbano de uso compartido. Los concelleiros coinciden en la inutilidad de esas desinfecciones diarias, ya que no resuelven el hecho de que un elemento de juego que acabe de tocar un niño pueda quedar contaminado y contagiar al que lo toque a continuación.

Otra de las medidas de seguridad publicadas en el DOG es la de contar con geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida (o de una solución jabonosa en el caso de espacios para menores de dos años de edad), algo que, como apuntan, “requiere de cierto margen de tiempo para instalar los dispensadores”.

Mientras el ayuntamiento deja todo preparado los niños de esta ciudad pueden acercarse a la vecina localidad de Marín donde ya están abiertos los parques.