Nuestro próximo viaje nos llevará al corazón de Galicia, Santiago de Compostela, una ciudad medieval de calles estrechas, pasadizos escondidos, y con un pavimento de grandes piedras perfecto para jugar a no pisar las rayas sin preocuparse por los coches, porque es toda peatonal.
La Catedral, las plazas, las fuentes… todo puede ser fascinante para los pequeños si los adultos les ayudamos a descubrirlas.
SUS PLAZAS

El recorrido escogido viene marcado por sus cuatro plazas, comenzando por la:

PLAZA DEL OBRADOIRO

La Plaza del Obradoiro, es la más conocida pues desde ella es desde la que se accede a la entrada principal de la Catedral, con su Pórtico de la Gloria, la obra de arte más famosa de Santiago. La plaza debe su nombre a que en otros tiempos, en ella estaban los talleres, “obradoiros“, de quienes trabajaron en su construcción.

Una visita que a los niños les fascina es la visita a los tejados de la catedral, ver toda la ciudad desde lo alto tan cerca del cielo y de las torres resulta espectacular, eso sí hay que reservar en el 902 557 812, es gratuita para menores de 12 años. Más información en www.catedraldesantiago.es

Ya dentro de la catedral todo es majestuoso hay dos cosas que a los niños les encanta, una es el abrazo al Apostol y la otra el Botafumeiro, del gallego ‘bota fume’ (echa humo). Este recipiente se usa desde hace muchos siglos para perfumar con incienso la Catedral. Era muy útil que cuando en la Edad Media llegaban cientos y cientos de peregrinos sin haberse podido lavar a lo largo del Camino… ¡Había que purificar el aire! Hoy se puede ver durante algunas misas especiales y los viernes a las 19:30 . Es algo que impresiona tanto a niños como a mayores. Tras la Comunión, comienzan a sonar los órganos y aparecen los tiraboleiros, ocho hombres vestidos de granate que traen el Botafumeiro de la Biblioteca ya cargado de incienso y de carbón. Vacío pesa unos 60 kilos, pero lleno ¡puede pasar de 100! Entonces lo atan a una soga muy gruesa y con un sabio empujoncito el Botafumeiro empieza a balancearse como un péndulo, mientras los tiraboleiros tiran de él para que coja velocidad, suba y suba… ¡En un minuto y medio casi parecerá que va a tocar la bóveda! ¡Es sensacional!

Volviendo a la Plaza del Obradorio tenemos: El Pazo de Raxoi, impresionante sede del gobierno municipal, esta situado enfrente de la catedral, y en la parte norte de la plaza está el Hostal de los Reyes Católicos, antiguo Hospital de peregrinos, hoy hotel de lujo.

PLAZA DE LA INMACULADA

A través de un corto pasadizo en forma de túnel, a menudo amenizado por el sonido de la gaita por ser un sitio con una acústica especial, llegamos de la Plaza del Obradoiro a la Plaza de la Inmaculada.

La de la Inmaculada es una plaza famosa por estar en la fachada de la catedral que mira hacia el norte, llamada de la Azabachería en reconocimiento a los artesanos que trabajan el azabache elaborando piezas de joyería. Enfrente de la catedral está el que fue el Monasterio de San Martín Pinario.
PLAZA DE LA QUINTANA

Es la segunda plaza más grande de la ciudad, y uno de los sitios favoritos para sentarse, y tomar algo en las
cafeterías. En las serenas plazas y placitas hay mucho espacio para jugar y cafeterías con terrazas al aire libre.
Esta plaza esta en el lado este de la catedral, con el Monasterio de Antealtares enfrente. Ahora es un convento, y es el edificio más antiguo de la ciudad.

PLAZA DE LAS PLATERÍAS

Así llamada en recuerdo de los plateros que allí ejercían su industria

En el centro de la plaza esta la fuente más famosa de Santiago, la Fuente de los Caballos, Hay una antigua tradición asociada a la fuente que consiste en decirles a los que acaban de llegar a la ciudad que les busquen las patas traseras a los caballos que echan un chorro de agua por la boca; y si se tragan el truco (estos caballos no tienen patas traseras), salpicarles agua de la fuente y decirles que quedan oficialmente bautizados por la ciudad de Santiago.
PARQUES

Santiago, que destaca por su cantidad de espacios verdes, está rodeada de unos parques estupendos. La mayoría tienen columpios y juegos infantiles, mucha sombra y fuentes, ríos o estanques, donde viven los patos y peces santiagueses. Algunos están situados en zonas altas, para ver los tejados y hacer estupendas fotos. Los dos parques más importantes de la ciudad están en el centro el Parque de la Alameda y el Parque de Santo Domingo de Bonaval.  En el Parque de la Alameda se encuentra el árbol de los enamorados,  un ejemplar de eucalipto, de más de 120 años de antigüedad, esta en el tramo final del paseo que lleva hacia la Puerta de los Leones  la tradición popular de Santiago de Compostela , todos los años, las parejas se dan una vuelta por el “ árbol de los enamorados ” o “ árbol del amor ” con la intención de o bien renovar los votos matrimoniales, o declarar nuestro amor a la persona querida.
El inmenso tronco de este impresionante eucalipto está completamente lleno de inscripciones en su corteza, frases de amor , corazones, etc.

TREN TURÍSTICO

A que niño no le fascina un viaje en tren? en Santiago existe un pequeño tren turístico que recorre la ciudad, un paseo de 45 minutos que sale todos los días a las 11:00 horas de la Plaza del Obradoiro, esta salida en festivos y puentes se
amplían cada hora pero habrá que consultarlo.

  • Precio:
    • Adultos: 6 €
    • Niños de 4 a 12 años: 4 €
    • Niños menores de 4 años: gratis

¿Qué te ha parecido esta entrada? Si te ha gustado no dudes en compartirla.

Te puede interesar