LA CASA TORRE DE ALDÁN O FINCA DE FRENDOAL, ES UNO DE ESOS LUGARES MÁGICOS QUE NO TE PUEDES PERDER.

CONOCIDA POR LOS VECINOS COMO EL BOSQUE ENCANTADO DE ALDÁN

Situada en la parroquía de Aldán, perteneció a los Condes de Canalejas, que lo utilizaban como zona de recreo, en un principio O Frendoal estaba unido a la finca del Pazo-Torre de Aldán hasta que a principios del sigo XX, el trazado de la  carretera que une Cangas con Bueu los dividió. Quedando a un lado de la carretera la vivienda y al otro el jardín con su bosque encantado y su castillo.

Bosque encantado, robles, castaños, laureles y abedules

COMO LLEGAR A LA RUTA DEL BOSQUE ENCANTADO Y AL CASTILLO DE ALDÁN

La ruta comienza en la carretera que un día los dividió, a continuación te pongo el enlace para Google Maps, solo tienes que pinchar en el icono.
El punto que indico es para aparcar el coche fácilmente y es donde se inicia la ruta al Bosque encantado y la senda de los Molinos del río Orxas Aldán

Una vez que aparcas el coche y te adentras en el bosque, sabrás porque le denominan el bosque encantado, robles, castaños, laureles y abedules tejen una estructura que parece salida de un cuento de hadas.

Paseo por el bosque encantado

Es un paseito corto a la par que interesante donde los peques disfrutan un montón y al final del camino descubrimos el Castillo, con su puente levadizo. Se construyo en los años 60 e iba a ser la zona de descanso de los señores, pero quedó sin acabar.

Castillo del bosque encantado

Por el puente no se puede pasar pero si das la vuelta, por la parte de atrás podrás visitar lo que queda de él, aunque si los niños son pequeños no es muy aconsejable. El castillo tiene hasta una torre almenada que hará las delicias de los peques, pues parece un castillo hecho a su medida, una pena que esté en este estado de abandono.

Torre almenada de la finca O Frendoal

Cuenta también con un acueducto, o arco de Condesa, este acueducto llevaba el agua desde una mina bastante alejada, en la parte mas alta del Frendoal, hasta el Pazo. Para salvar el desnivel se construyeron dos arcos, uno de los cuales se perdió cuando se construyó la carretera.

Acueducto O arco de Condesa
Cruzando el acueducto llegamos al lavadero As Pardellas desde ahí puedes hacer una ruta que le llaman la ruta de los molinos.
Lavadero As Pardellas
Por la situación de abandono, no nos animamos mucho a hacerla, aunque los vecinos del lugar nos dijeron que era muy bonita, quedará para la próxima.
Senda de los Molinos de Aldán
Y así despedimos nuestra excursión de este Bosque con encanto un caluroso día de verano, rumbo a la playa, desde luego aquí se estaba muy bien a la sombra de la arboleda.
Senda de los Molinos de Aldán por el Bosque Encantado

Te puede interesar