EN MELÓN EN LA PROVINCIA DE OURENSE SE ENCUENTRAN ESTAS POZAS TAN PECULIARES.

Ya sabes que en nuestras escapadas de fin de semana en familia nos gusta descubrir sitios con encanto en plena naturaleza.

Si podemos aprovechar el espacio para hacer un poco de ejercicio y darnos un chapuzón el plan se nos antoja ya perfecto.
Las pozas son las piscinas naturales que podemos encontrar en las zonas rurales de Galicia, (en una anterior entrada os hablaba de Las 5 piscinas para perderse en Galicia ), hoy os voy a hablar en concreto de las Pozas de Melón.
CÓMO LLEGAR

Las Pozas de Melón se encuentran en la provincia de Ourense, aunque muy cerquita de la provincia de Pontevedra, concretamente de Vigo a poco más de media hora. Si vas por la A52 dirección Ourense tomas la salida que pone Melón, que es la siguiente a la de A Cañiza. Saliendo de la autopista pasas un cruce y vete bien atento porque ya aparece a mano derecha una indicación que señala las Pozas, si bajas ya llegas a un aparcamiento bastante grande donde poder dejar el coche. Existe otra manera de llegar que es tomando la siguiente salida, y te permite aparcar en la zona de arriba, en este caso haces el recorrido que os vamos a mostrar a la inversa.

NUESTRA RUTA

Aparcamos el coche, junto al antiguo aserradero, que ahora esta restaurado y debió ser un bar pero se encuentra cerrado, por lo que si pretendes comer por la zona, aquí tienes merenderos pero la comida deberás traerla de casa.
Aviso, no hay nada cerca para comprar comida ni bebida.
Tomamos el sendero que va paralelo al río, la verdad el espacio goza de una espectacular belleza. Es cierto que ya fueron más naturales y bonitas pero sigue pareciéndonos hermosas. 

La primera que encontramos es la Poza da Estrela,  aunque fue un poco alterada con un muro de hormigón para hacerla más profunda, sigue conservando ese encanto natural y mires para donde mires el enclave es impresionante, a mi me recordó la película del Lago Azul, una ya tiene unos añitos…

Seguimos andando por un sendero que nos parece de lo más bucólico, con escaleras y un paisaje que nos anuncia que la llegada del otoño está cerca.

La segunda, Poza de Arriba, nos llamó la atención porque tiene el puente de la Autovía justo por encima, es una bofetada al paisaje, ver la carretera por encima en un espacio tan agreste y natural y aunque no queda muy bonito, el feismo gallego a veces tiene estas cosas, curioso desde luego es.

Seguimos por una pequeña ruta de senderismo y llegamos a la Poza das Mestas las que conservan su estado más virgen y natural.

Siguiendo la ruta de senderismo desde la Poza da Estrela también llegamos a las Pozas de Tourón
con su cascada que en verano, como te puedes imaginar no se disfruta en su mejor momento, sobretodo un verano de poca lluvia como éste. Pero eso sí las pozas están ideales para pegarse un buen baño y por supuesto mucho cuidadito con los peques, así como en otras pozas no he visto mayor peligro que el que puedes tener en cualquier otra ruta de senderismo, aquí si he visto zonas más resbaladizas.
Y hasta aquí nuestra ruta de hoy, ya sabes si te ha gustado y crees que puede ser de interés por favor comparte!

Te puede interesar