Parece que llega el buen tiempo, y con él, las excursiones de fin de semana son la mejor opción para
disfrutar con los peques.
El otro día, gracias a la iniciativa desarrollada por

Turismo Rias Baixas
, con motivo del 50 aniversario de la Exposición Internacional de la Camelia, descubrí un
precioso lugar para ir con los niños, encantador, cercano y poco conocido, es el
Pazo de Lourizán.
El Pazo de Lourizán se encuentra entre las poblaciones de Pontevedra y
Marín de estilo modernista fue diseñado por el arquitecto Genaro de la Fuente a principios del s.XIX y adquirido por el político
Montero Ríos para residencia de verano, en sus salones se negoció el Tratado de París.
Más que de un Pazo podemos hablar de un Palacio, todo en el llama la atención por su
majestuosidad, su escalera de piedra de corte imperial, sus columnas, los grandes ventanales, las
estatuas de inspiración clásica y, que decir de sus jardines de estilo romántico, en ellos podemos encontrar 12 variedades de la camelia Japónica Alba Plena, de todos conocida por ser la flor de
Chanel, flor que la fascinó por su clásica belleza y por ser la camelia una variedad sin espinas ni olor, lo cual era perfecto para que ella pudiera lucirlas sin que interfirieran con su perfume, el Nº5 de Chanel.

En el jardín, de 54 Hectáreas, destacan fuentes históricas: la fuente de la concha (s. XVIII), la
fuente de los tornos (s. XVII) y la fuente o gruta de los espejos (s. XIX) adornada con vidrios de colores, podemos encontrar ademas, cuevas, cascadas un gran hórreo, una mesa de 6 metros de largo de una sola pieza traída desde la Illa de Tambo, un molino de agua, y un lagar.

La visita es gratuita y merece mucho la pena, lo único que os defraudará a la vez que os sorprenderá será el estado de abandono que sufre el Pazo, la humedad y el paso del tiempo han hecho que algunas de sus lujosas estancias estén próximas a la ruina, pero como siempre ese es un tema de competencias que no vamos a resolver aquí.

En este parque se encuentra el árbol METASEQUOIA optó a ser el Árbol europeo del Año 2016, aunque al final no lo consiguió, conviene saber que se trata de un ejemplar único en Europa, con 35 metros de altura, que nace de entre 11 únicas semillas en 1951 porque se consideraba EXTINGUIDO hace 70 años.

¿Que os ha parecido esta entrada? ¿Conocíais el Pazo? Si os ha gustado por favor compartid.
menu_escapadas

Te puede interesar